[ Reportero / 1983 ]

Jaime Suárez, uno de los fundadores del dinámico Grupo Manos de escultores que emplean el barro como medio de expresión, sigue abriéndose caminos con su obra dentro y fuera de Puerto Rico. Sus esculturas y las de Susana Espinosa han sido seleccionadas para formar parte de la exposición “5+2” en el North Miami Museum. Comparten el espacio con cinco pintores de Miami. También en esa ciudad exhibirán su obra en enero en la Galería Netsky. La medalla de oro que obtuvo Suárez en Faenza en el 1981 le ha abierto las puertas a mostrar su obra en el extranjero, recibiendo favorables reseñas en importantes exposiciones. A pesar de la fuerza expresiva que Suárez y otros logran con el barro, hay quienes asocian el material con la “cerámica”. Emplean el término despectivamente para connotar un “arte menor”, para decir que no se trata de escultura.

 

J.S._Hay que empezar por definir qué es la escultura. Si la defines como una expresión artística tridimensional, la cerámica o la escultura en barro cae en esorpues lo que define si una obra es escultura no . depende de los materiales que emplea el, artista. Puede estar hecha de papel, cabuya, mármol o bronce. No se puede limitar el término “escultura” al empleo de ciertos materiales.

 

M.B._¿De dónde surge la controversia de si la cerámica es escultura o no lo es?

J.S._Surge del hecho que la cerámica ha sido un arte tradicional, ya sea de carácter funcional o decorativo. Sin embargo hay vasijas funcionales que pueden tener tanta presencia, monumentalidad, impacto y expresividad como una forma abstracta o pura.

 

M.B._¿Te ha afectado esta controversia, el rechazo por parte de algunos a la escultura en barro como una expresión artística?

J.S._No se trata de una controversia nueva a la cual nosotros estábamos ajenos. Sin embargo ahora estoy haciendo piezas que se acercan a la forma de las vasijas, que puede estar relacionado con esta controversia. Estoy explorando las formas de las vasijas, aunque mis piezas no son funcionales. Podrían serlo, eso no me importo, pues lo principal es el impacto de la obra. Si la forma está concebida dentro de un contexto expresivo, entonces es una escultura. Las artes plásticas no se definen por los materiales empleados.

 

M.B._¿Cómo diferencias entre lo decorativo, lo artesanal y lo artístico?

J.S._La distinción no es fácil. Depende de la intención y sobre todo de lo que se logra. Hay niveles artísticos y expresivos. La artesanía es un nivel, pero la artesanía se crea con un fin comercial, para suplir un mercado. Cuando la intención comercial es predominante, la obra se convierte en una

artesanía. Un “artista consagrado”, y no quiero señalar nombres, se convierte en un artesano cuando repite y repite su obra con el propósito de venderla.

 

M.B._¿Crees que ‘esto ayuda a diferenciar entre lo que es arte y lo que no lo es?      

J.S._No, siempre para mí lo primordial es si la obra es buena o mala, no si es “arte” o no es arte.

 

M.B.: ¿Qué distinciones harías tú en cuanto al uso del barro?

J.S._Yo creo que existen tres niveles en el uso del barro o de cuarquiere material artístico. El primero corresponde a la obra que se usa, que tiene una función utilitario. Esa obra es una expresión de una necesidad cultural. las ditas o las vasijas están en los museos porque ejemplifican un aspecto de ese momento histórico. Resultan expresivas aunque esa no fue la intención de quien las hizo. En un segundo nivel está la obra que expresa el folklor de un pueblo, como los gallos de Emilio Rosado o las figuras de Nellie Rivera. Estas Son expresiones de la cultura y folklor y su intención es expresivo. documentar y expresar las costumbres de Puerto Rico, Son obras de artesanía que, tienen una intención comercial pero a la vez un nivel de expresividad. El tercer nivel es el de la obra que se hace por un objetivo expresivo, lo que llamamos obras de arte. Si se venden o no es accidental.

 

M.B._¿Cómo te defines  tú?

J.S._Yo me defino como un artista; no soy escultor, arquitecto o ceramista, aunque nome molesta que se me considere cualquiera de las tres cosas. Mi libertad reside en no definirme como uno u otro, sino como un artista con todos los medios a mi disposición. En el momento en que empiezas a definirte te limitas. Yo ahora trabejo con barro porque mi expresión es por medio de las texturas. Pero no sé qué medio emplearé en el futuro. Me siento con esa libertad. No planeo cambiar de medio pues el barro me permite esa expresión, pero ningún medió debe ser una camisa de fuerza.